¿Y si fueras tú?, una actividad para promover la empatía y la compasión por los animales víctimas de la caza

A menudo hemos repetido que la empatía y la compasión son habilidades practicables.  Y no nos cansaremos de decirlo. Por eso, además de actividades que ayuden al desarrollo de la inteligencia emocional, promover la empatía y la compasión hacia los otros debería ser una de las prioridades de las profesionales de la educación.

La caza acaba con la vida de 30 millones de animales cada año, y el terror que sufren debe ser sobrecogedor.  Por eso, y teniendo en cuenta que son varias las comunidades autónomas que desarrollan actividades escolares para promocionar la caza, pensamos en proponeros una actividad aprovechando el video What if it was you? de League Against Cruel Sports. Esta actividad para jóvenes a partir de 14 años y promueve la reflexión y el debate. Su objetivo se centra en facilitar que las participantes sean capaces de ponerse en el papel de los animales víctimas de la caza y finaliza con un espacio para propuestas por parte de las participantes, promoviendo así la reflexión y la participación social, al tratarse de propuestas asumibles hechas por ellas mismas.

 

Nombre de la actividad: ¿Y si la víctima fueras tu?
Edades: A partir de 14 años Duración: 60-90 minutos
Objetivos:

–          Fomentar la empatía hacia el resto de animales, especialmente sobre aquellos que son víctimas de la caza.

–          Facilitar la expresión y comprensión emocional.

–          Promover la participación social a través de propuestas concretas.

Material: Proyector y video What if it was you? de League Against Cruel Sports. Enlace: https://bit.ly/1I91c9i

Papel para mural de propuestas. Cinta para pegarla.

Papeles de colores. Rotuladores.

Desarrollo:

En primer lugar, propondremos una pequeña contextualización preguntando al grupo que saben acerca de la caza y su opinión. Para ayudar a comprender todas sus implicaciones, daremos algunos datos (Fuente: FAADA):

–          En España se matan anualmente 30 millones de animales.

–          Hay 85000 personas licenciadas, a las que hay que sumar las furtivas y sin licencia.

–          Anualmente, se da permiso para cazar: 4,4 millones de conejos, 1,4 millones de liberes, 5 millones de perdices, 90000 ciervos y 3664 rebecos, entre otros.

–          Gran parte del territorio es coto de caza. (explicar también que es un coto de caza=> espacio delimitado en el que se puede cazar de manera regulada).

Después de que todas hayan podido dar su opinión, marcaremos con tiza (o cinta de papel) una línea en medio de la sala o clase. El grupo debe situarse encima y se marcara un lado como “No estoy de acuerdo” y el contrario como “Estoy de acuerdo”.

Seguidamente, la persona que dinamiza la actividad (también pueden leerlas las participantes), leerá los argumentos y las participantes deberán situarse en uno u otro lado de la línea en función de su grado de acuerdo con la afirmación. Tras situarse, se invita a quienes quieran a desarrollar un poco más su opinión. Cuando todas las opiniones hayan sido escuchadas, vuelven al centro y se lee el siguiente argumento.

Argumentos:

–          La caza permite controlar la población de algunos animales.

–          Cazar no es un deporte. Los animales están indefensos y los cazadores usan armas y un montón de herramientas.

–          Los cartuchos de los cazadores ensucian el bosque.

–          Siempre se ha cazado. Es una tradición que debemos preservar.

–          Los perros que usan los cazadores están en malas condiciones y, a menudo, son maltratados y abandonados.

–          La caza es una actividad que genera mucho dinero y puestos de trabajo, así que hay que mantenerla.

–          Cazar es divertido: haces ejercicio y estás en el campo o la montaña, al aire libre.

–          Los animales sufren mucho cuando los cazan.

Después, el grupo se colocará para poder ver el video What if it was you? y preguntaremos la opinión del grupo. Las dividimos en pequeños grupos y tendrán que responder las siguientes preguntas en papeles de colores.

–          ¿Por qué creéis que la chica huye de la casa?

–          ¿Cómo creéis que se sienten los animales cuando son víctimas de la caza?

–          ¿Cómo os sentiríais vosotros?

–          ¿Qué pasa con las crías de animales cazados?

–          ¿Habéis cazado alguna vez? ¿Cómo os sentisteis? ¿Como creéis que se siente la gente que caza?

Haremos una puesta en común, enganchando las diferentes respuestas en el mural, debajo de cada pregunta.

Finalmente, preguntaremos si creen que es posible prohibir la caza e invitaremos a los pequeños grupos a que cada uno haga una propuesta para ello. Estas propuestas deben ser realistas y asumibles por ellas mismas. Para acabar, se compartirán con el resto de grupos y se colgará un resumen de cada una en el mural.

El mural se colgará en la pared del aula/sala y dedicaremos 5 minutos a las conclusiones grupales acerca de la actividad y la caza.

 

Familia, esperamos que os haya resultado interesante y, si alguien la hace, enviadnos un correo explicándonos que tal, y vuestras aportaciones. Y, si creéis que puede interesar a alguien, ¡Compartid! Os estaremos infinitamente agradecidas 🙂

¡Feliz fin de semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *