Emociones muy animales

Nos son pocas las veces que nos preguntan cómo fomentar la empatía y la compasión en los más pequeños. Es muy comprensible: vivimos en una sociedad donde en pocos espacios se valora el preocuparse por los otros, por su sufrimiento y por la manera de paliarlo.

Naturalmente podemos sentir empatía hacia quienes nos son muy parecidos, sin embargo, a medida que nos alejamos de las semejanzas más evidentes, nos cuesta más. ¿Por qué? Porque las experiencias y el trazado vital son muy diferentes. Sin embargo, las emociones suelen ser más parecidas de lo que pensamos. Y ahí reside nuestra mejor estrategia:

Ambas son habilidades sociales básicas que pueden practicarse y desarrollarse para mejorar la felicidad individual y colectiva, la responsabilidad y la convivencia.  Y, por supuesto, mejorar la relación entre nuestra especie y el resto de animales.

Esperamos que os guste y que podáis usarla, adaptarla, que comentéis para contarnos que os parece, compartáis, compartáis nuevas ideas  para construir un mundo más amable para con todos, sean de la especie que sean.

Kitbull, el último corto de Pixar, es un material con mucho potencial para usar con niñas y niños.

Allá va:

Nombre de la actividad: Emociones muy animales
Edades: De 8 a 12 años
Duración: 60 minutos
Objetivos
– Fomentar la empatía hacia los otros animales.
– Facilitar la expresión y comprensión emocional.
– Promover la participación infantil a través de actividades concretas
Material
– Ordenador y proyector con conexión a internet o el corto Kitbull (https://www.youtube.com/watch?v=AZS5cgybKcI) descargado.
– Papeles de colores cortados en recuadros (blanco y gris). La mitad de los participantes tendrá papeles blancos y  la otra mitad negros.
– Rotuladores
– Cartulinas A4 de colores
Desarrollo
En primer lugar, se visionará el corto y se promoverá un pequeño debate entre las niñas y niños. El debate es una buena oportunidad para que se expresen y respeten los turnos de palabra, así como para practicar la escucha activa.
Algunas preguntas para facilitarlo pueden ser:
– ¿Qué os ha parecido?
– ¿Qué historia cuenta el corto?
– ¿Qué os parecen las cosas que pasan?
– ¿Creéis que pasan en la realidad o es un corto de ficción? ¿en vuestra ciudad/pueblo/barrio pasan estas cosas)
– ¿Porqué un gatito tan pequeño vive en la calle? ¿Cómo viven los gatos de la calle?
–  ¿De que raza es el perro? ¿Sabéis lo que son los PPP? ¿Creéis que los perros tienen caracteres diferentes en función de la raza?
 
Después, repartiremos entre los participantes los papeles de colores y rotuladores para que puedan escribir.
Y volveremos a ver el video, parándolo en diferentes momentos, donde daremos una consigna y los participantes deberán escribir su respuesta en función del color de sus papelitos.

– Minuto 1:42 :
Quienes tienen papel blanco (deben escribir en el papel de ese color): ¿Cómo se siente el perro al ver al gato? ¿Por qué? ¿Qué emociones crees que trata de expresar?
Quienes tienen papel gris (deben escribir en el papel de ese color): ¿Cómo se siente el gato al ver al perro? ¿Por qué? ¿Qué emociones crees que trata de expresar?

–  Minuto 2:44 :
Quienes tienen papel blanco (deben escribir en el papel de ese color): ¿Cómo se siente el perro? ¿Por qué?

–  Minuto 3:32 :
Quienes tienen papel gris (deben escribir en el papel de ese color): ¿Cómo se siente el gato?
Quienes tienen papel gris (deben escribir en el papel de ese color): ¿Cómo se siente el gato? ¿Por qué ataca al perro?

–  Minuto 5:56 :
Quienes tienen papel blanco (deben escribir en el papel de ese color): ¿Cómo se siente el perro? ¿Por qué gruñe al gato? ¿Que siente al hacerle compañía el gato?
Quienes tienen papel gris (deben escribir en el papel de ese color): ¿Cómo se siente el gato? ¿Por qué se acerca al perro y se queda con él?

– Minuto 7:30 :
Quienes tienen papel blanco (deben escribir en el papel de ese color): ¿Cómo se siente el perro? ¿Qué espera que pase con la humana? ¿Por qué se encoge?
Quienes tienen papel gris (deben escribir en el papel de ese color): ¿Cómo se siente el gato? ¿Tiene miedo?
 
Al acabar, volveremos a visualizar cada escena en la que nos hemos detenido y compartiremos lo que han escrito las niñas y niños, debatiendo sobre las similitudes y diferencias tanto de sus opiniones como de las experiencias del perro y del gato.
 
Después preguntaremos acerca del papel juegan los humanos en esta historia y la gran diferencia ente la vida de los animales con unos y otros.
 
Para acabar, nos dividiremos en grupos y cada uno deberá escribir una consigna para acabar con situaciones de abuso que denuncia el corto (abandono y maltrato animal, los malconsiderados perros peligrosos) y otra para fomentar las situaciones positivas (adopción, amistad, compasión…). Las pondremos en común y debatiremos acerca de que consignas están a su alcance y que pueden hacer para evitar/fomentar que sucedan.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *