Construyendo un santuario de animales con materiales reutilizados

El sábado pasado empezamos, por fin, las actividades familiares del año. Y no pudo haber mejor manera.

La visita al refugio Molí de Fals de la Asociación de Defensa de équidos fue todo un éxito: 6 familias nos acompañaron a descubrir la asociación y su trabajo, y a conocer los muchos animales no humanos que viven en los terrenos de la masía.

¿Por qué creemos importante que las niñas y niños conozcan a los animales en santuarios, refugios y protectoras?

bty

Porqué la gran mayoría de agentes socializadores normaliza a los animales en situaciones de explotación: granjas, zoológicos, circos, centros de investigación,… Poco sabemos de vacas felices, burros que viven en paz y cerdos que consiguen que les rasquen la barriga.

Allí fuimos, y conocimos a Hope, una cabrita adorable. Y a Catalina, la vaca que vive en paz junto a caballos viejitos. Descubrimos lo muy limpios que son los cerdos y lo fuerte que puede ser el vínculo entre una burra y su hijo.

Acabamos la visita con un taller muy especial. Siempre subimos a las redes críticas de juguetes especistas. En las tiendas se pueden comprar caballos montados, camiones de transporte de animales, zoológicos, delfines en cautividad, granjas… Pero pocos juguetes que representen ni fomenten una relación de empatía y compasión.

Así que nos propusimos crear nuestro propio santuario, aprovechando unas cajas de cartón que teníamos y trozos de papeles que teníamos acumulados (podéis guardar los que la gente se empeña en usar al hacer regalos, por ejemplo). Podéis hablar de que necesitan los animales (comida, bebida, refugio) y otras necesidades que pueda tener un santuario de animales para que las niñas y los niños se inspiren al construir el suyo. Podéis aprovechar cualquier caja, si tiene tapa mejor, así pueden guardar los animales dentro.

Con el santuario listo, es el momento de recibir a los animales, para los que usamos corchos reutilizados también. Los llevamos cortados de casa para evitar que algún niño o niña se lastimara con el cúter con el que los cortamos.

Como veis, nosotras propusimos 3 animales: Un caballo, un gallo y un cerdito y para hacerlos utilizamos:

  • Cerdito: un corcho, dos escarba dientes partidos por la mitad, un botón pequeñito, un poco de hilo de algodón grueso.
  • Pollito: la mitad de un corcho, un escarba dientes partido por la mitad, dos trocitos de papel de colores para el pico y la cresta.
  • Caballo. Un corcho entero y dos cortados como podéis ver en la imagen, hilo de algodón para el pelo y la cola y 4 escarba dientes.

Además, usamos una pistola de silicona para unir los diferentes corchos, el hilo de algodón y el botón y Con rotuladores de colores dibujamos ojos y narices.  Al clavar los escarba dientes podéis ayudaros con alguna herramienta o con la parte en punta. Es mejor que esto lo haga una persona adulta para evitar accidentes.

¡Y tachan!

¡Santuario listo!

L’Adrià també va fer una ovella

A partir de aquí, pueden animarse a hacer cualquier otro animal y así hacer crecer su familia de animales rescatado. Podéis, incluso, imaginar las historias de esos animales y su personalidad.

Esperamos que os haya gustado nuestra propuesta, si es así os agradeceríamos que la compartierais y, si os animáis a construir vuestro propio santuario, nos encantaría que nos mandes las fotos a dekimba@dekimba.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *