4 consejos para que niñas y perros sean los mejores amigos del mundo

Hace unos meses publicábamos una entrada sobre lo poco de acuerdo que estábamos con la costumbre de hacer responsable a niños y niñas de los miembros no humanos de la familia. Como os comentábamos en esta entrada aunque niñas y niños puedan asumir algunas tareas, los responsables últimos del bienestar de los miembros de la familia deben ser SIEMPRE los adultos.

La relación que pueden establecer los peques de la casa con otros animales es increíble, pero debemos garantizar que esta sea segura para todos, no solo para los humanos.

Así que hoy compartimos con vosotros 4 consejos para que perros y niños puedan ser los mejores amigos del mundo:

  • Seguridad. Por mucho que conozcamos al perro, un perro y un niño NUNCA deberían estar solos. Por seguridad para ambos (y esto es clave: no solo el niño importa. Algunos comportamientos infantiles pueden preocupar, molestar e incluso dañar a los perros y estos, como seres vivos que son, reaccionar.).
  • Respeto. Tenemos claro que el perro debe respetar a las niñas y niños y su espacio pero a menudo nos olvidamos del respeto hacia el perro, su espacio y sus necesidades. Es súper importante que las niñas y los niños sepan como relacionarse con los perros, sin invadir su espacio ni ponerlos en situaciones complicadas de gestionar. Los gritos, abrazos, movimientos rápidos… pueden excitar o preocupar a los perros y niñas y niños deben saberlo. Desterremos de una vez la idea que el perro bueno es el perro que aguanta todo lo que le hagan las niñas o niños.
  • Comunicación. Las señales de calma son el lenguaje corporal que usan los mamíferos para comunicar muchísima información. El conocimiento de las mismas nos puede ayudar a comprender mejor a los perros y sus emociones. Todas las niñas y niños que conviven con perros deberían conocerlas, así que aquí os dejamos un buen resumen hecho por PROA . La observación es la mejor forma de acostumbrarnos a ellas.
  • Tiempo de calidad. Dedicar tiempo compartido de calidad nos asegura buenas asociaciones y recuerdos para ambos, además de permitir afianzar la relación y realizar actividades inolvidables. Cambiad las rutinas de paseo, organizad sesiones de juego conjuntas,… Incluso los más grandes pueden hacer actividades tan molonas como estos campamentos organizada por la Asociación Catalana de Excursionismo canino.

Además, podéis leer juntos el libro “¡Muy bien! Niñas enseñan a otros niños comportamiento y adiestramiento canino”  escrito por dos niñas para ayudar a que otros sepan como relacionarse con sus mejores amigos.

Siguiendo estos consejos, tanto niños como perros disfrutaran de una de las mejores amistades que tendrán jamás.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *